Ahora las ISP tendrán nuevas reglas que irán en beneficio de los consumidores.

 

La banda ancha en Chile ha dado un paso hacia una mejor calidad, luego de que se aprobara la ley que regula el funcionamiento de ésta, respetando aspectos como el umbral de navegación que ofrecen las compañías en sus conexiones tanto nacionales como internacionales.

 

Según Emol, fue la Comisión de Ciencias y Tecnologías de la Cámara de Diputados la que autorizó esta normativa, cuyo proyecto se había despachado en junio pasado por el Senado.

 

Sobre la nueva ley, Ramón Farías, miembro de esta comisión, explicó los alcances y ventajas de ésta, describiendo que hasta ahora “no existía ninguna reglamentación que protegiera a los usuarios o clientes de malas prácticas en esta materia”.

 

Para entender la flamante legislación, el diputado PPD señaló que “si usted contrata un plan de 20 megas se debe respetar ese acuerdo y no recibir un servicio que navega sólo al 50% de lo indicado en esa oferta”.

 

En el caso de que no se cumpla lo estipulado, los consumidores deberán acercarse a la Subtel para solicitar la restauración o reparación del servicio, además de pedir una compensación por el tiempo en el que estuvo navegando a una menor velocidad”.

 

Un punto importante es que ahora las compañías proveedoras de Internet deberán imponer disponer para los usuarios un sistema o aplicación que mida el umbral de navegación, para que así cada uno pueda hacer el test correspondiente y verificar además los parámetros técnicos. Dichas mediciones serán ejecutadas por un organismo independiente, el que será construido en Chile y será financiado con aportes proporcionales de las ISP. Finalmente, la Subtel utilizará estos reportes para publicar informes comparativos como información para las personas.

 

Una buena noticia, ya que asegurar una mejor calidad de las conexiones fomenta, además del acceso diario de todos los chilenos, la posibilidad de generar iniciativas y emprendimientos que aprovechen las herramientas que ofrece Internet.

 

Fuente: FayerWayer

Si te preocupa lo que tus hijos buscan en la red, quizás es mejor que utilicen este motor pensado especialmente para ellos.

Con la tecnología y el acceso a Internet en cualquier dispositivo, la preocupación de muchos padres se ha instalado a la hora de revisar los contenidos que revisan sus hijos. Independiente de que existan distintos tipos de controles parentales, siempre está la posibilidad de que los pequeños de la casa vean algo no deseado.

 

Bajo esa premisa es que existe Kiddle, un buscador alternativo que, a juzgar por las apariencias, parece una versión del motor de búsqueda de Google con otra apariencia, pero tiene varias cualidades que lo hacen tener su propia identidad.

 

Según el propio sitio, la plataforma realiza búsquedas de contenido con resultados orientados a los niños. Es decir, censura el acceso a información con malas palabras, material para adultos (véase links o fotografías) e incluso hasta nombre de famosos.

 

El buscador funciona arrojando en sus primeros 3 resultados a sitios que estén escritos especialmente para los pequeños y que han sido revisados por los editores de Kiddle. Luego, los 3 vínculos restantes son páginas que si bien no están destinados específicamente para ellos, sí tienen contenido que es fácil para su comprensión. Por último, los links restantes corresponden a webs seguras que ofrecen contenido apropiado para los menores y que fueron filtrados por Google Safe Search.

 

En el caso de que busques alguna palabra indebida, aparecerá la mascota del sitio, que es un robot, el que te dirá que debes intentar nuevamente la búsqueda.

 

Además de este sistema, Kiddle utiliza imágenes grandes de previsualización, además de fuentes de texto amplias y que no recopila información de los usuarios, por lo que la privacidad está resguardada.

 

Fuente: https://www.fayerwayer.com/2016/03/kiddle-el-buscador-ideal-para-los-ninos/